sábado, 5 de enero de 2013

El niño y el tablet

Amigos, lo único que necesitan los reyes magos, para triunfar en este 2013, es algo que tenga pantalla.

Parece ser que a los niños de hoy en día, ya no les valen los juguetes clásicos. La sociedad ha evolucionado, ahora es más fácil conectarte a internet, que montar el barco pirata de playmobil, y obviamente, los niños de hoy ya no son como éramos nosotros. Ahora con 8 años pueden pedirle a los reyes un tablet, y no es nada descabellado, cuando nuestra generación, ha conocido los tablets hace escasos 3 o 4 años.

Algunos de vosotros dirá: "PARA QUÉ QUIERE UN NIÑO DE 8 AÑOS UN TABLET ! ", posiblemente esa misma pregunta se hiciera la generación anterior, cuando nosotros a los 8 años queríamos un reproductor de casettes.

No es culpa de nadie, la tecnología avanza, para sorprender y encandilar, es necesario tener muchos colores, mucho movimiento y un plus que no te da un muñeco de plástico.
Ojo ! Que no estoy diciendo, ni mucho menos, que sea bueno que un niño tenga un móvil, o un portatil, o un tablet a los 8 años. De hecho, creo que lo más positivo es llegar a un equilibrio y saber combinar los dispositivos tecnológicos y los juguetes 'analógicos', sin duda, donde esté un LEGO, que estimula la imaginación y la creatividad, que se quite cualquier tablet. Sin embargo, hay que ir introduciendo a los pequeños en ese mundo con el que se van a encontrar, ya no solo para disfrutar del ocio, si no en su día a día.... saber utilizar algo táctil, es necesario, por ejemplo para comprar un billete en la estación de tren, o para realizar la compra en carrefour en los nuevos puestos de "compra tu solo, que yo me ahorro el sueldo de 3 cajeras". Obviamente, un niño de 8 años no necesita saber eso ya, pero sí esta bien que poco a poco vaya cogiendo ritmo, y no sea un inadaptado tecnológico.

Lo que tenemos que tener claro, es que los niños de las nuevas generaciones nos van a dar sopas con hondas (refrán muy de mi padre) en cualquier aparatejo no tardando mucho....

No hay comentarios:

Publicar un comentario