sábado, 6 de abril de 2013

Fridays: estafa oculta tras una bandera patriótica


Muchos de vosotros conoceréis esta cadena de restaurantes.
Se trata de una cadena internacional con pocos restaurantes en España, creo recordar que algo menos de 10 (y la mayoría de ellos en madrid).
Siempre decorados con muchas "cosicas" curiosas de la cultura estadounidense.
Con la música bastante alta en sus locales y un ambiente algo oscuro, te acogen sonrientes los camareros.

El viernes pasado, le dí la tercera y última oportunidad a esta franquicia.
Estuve cenando con unos 'amigos' y decidimos pedir comida al centro, para compartir.Así teníamos la oportunidad de probar más cosas.


De beber? Albondigas! Coca-cola, tienen refill, hay que aprovecharlo. 5 refrescos cayeron por mi parte. A 33cl aprox, echad cuentas. También es cierto que te cobran 3.45€ por refresco, que al final son unos polvos con algo de agua y mucho gas...


Empezamos por unos nachos variados, todo correcto. Nachos crujientes,pico de gallo, guacamole y salsa de yogurt o algo así, con un sabor bastante interesante. Total: 12 nachos, no cada uno, 12 para los 4.

A continuación una ensalada con pollo empanado, poco pollo, mucha lechuga y creo que una o dos gotitas de salsa....
Para seguir pedimos su famosa torre de fajitas. Famosa, porque lo ponen como plato estrella , no porque lo diga yo.
Resulta que te traen una especie de torre algo aparotsa y grasienta de metal, con tres platos pequeños:
    - En uno de ellos tenemos las fajitas, torta de trigo de tamaño reducido
    - En otro de los platos las salsas y pico de gallo... basicamente lo mismo que llevaban los nachos
   - En el último estaba el relleno, mezcla de pollo y zapatilla filete de ternera, con cebolla y pimiento, todo ahogado con aceite
Que deciros... pollo insulso, cebolla pasada, pimiento deshecho, zapatilla abrasada, dura, correosa...

Despues de este panorama, los postres, unos vasitos, postre barato y bastante conservador, una bola de helado con un trozo de brownie, no hay mucho donde liarla.
Sin embargo, en Fridays deciden que si en vez de helado, viene una especie de sopa resultado de un helado esperando a ser entregado a su comensal, mucho mejor.
El otro vasito era un cheesecake, sirope barato con un trozo de tarta insipida.

Resultado: sitio caro, al final acabamos pagando más de 66
€... por una comida que no merecía ni la mitad.

Os dejo el ticket... para que veais lo caro y miserable que es.

Como dice mi jefa, las opiniones son como los culos, cada uno tiene el suyo. Y la mia es que no vale la pena.

3 comentarios:

  1. Yo quería ir a probarlo.... pero según me lo has pintado... ¡mil veces mejor el Foster Hollywood!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hombre, creo que probarlo deberías, pero no esperes nada muy distinto al Foster, excepto en el precio, es más caro...

      Eliminar
    2. Querido Oscar... personalmente todo lo que venga de la cadena Vips es una santa mierda... me quedo con el Ribs que le da mil vueltas a esa burda imitación de lo americano

      Eliminar