miércoles, 3 de julio de 2013

No es solo cocina, es un RETO

Cómo todos sabéis soy amante gastronómico. ¿Cómo oso denominarme de tal manera? Porque me gusta comer, y me gusta cocinar.
Lo de comer se me da bien, soy, por regla general, crítico, aunque no le hago ascos a casi nada. Lo de cocinar ya es otro cantar.

Sin embargo, como me gusta, le sigo poniendo ganas, haciendo mis pinitos, y tratando de conseguir que mis comensales encuentren en su paladar la satisfacción de un plato bien hecho.
En este tema tengo una motivación, ese aliciente se llama Pachi. Pachi es un tipo con MUY buena mano para la cocina. Le gusta, le intriga, tiene buen gusto, y una mano con los platos que para mi la quisiera. Cuando cocina, a parte de saber interpretar una receta, sabe rectificar tiempos, y sabores, texturas y puntos de cocción. Cada vez que tienes la suerte de comer algo que ha cocinado él, puedes tener la certeza de que estará muy bueno.
¿Y que tiene que ver Pachingo en esto? Él es mi reto, conseguir ponerme a su altura es una de las motivaciones más fuertes para el tema cocina. No es profesional, simplemente se le da bien, y le sale de forma natural. Yo quiero conseguir eso. Así que, desde mi más sana envidia, cuando cocino pienso en cómo le quedaría a él, o qué decisión tomaría, y así intentar situarme en ese nivel de aficionado pro.
Otro de las personas que cocinan bien, haga lo que haga, es mi padre. Simplemente es un crack, pero no puedo compararme a él, sus años de experiencia me sobrepasan por completo. Eso sí, cuando consiga presentarle un plato a mi padre, y me de su aprobación, sin poner más de 2 o 3 quejas, seréis testigos de mi alegria.
Dicho esto, anoche hice la cena, para disfrutar de Masterchef, con Sonia, Esther y Pachi. Necesitaba platos sencillos, pero con sabor. Algo para sorprender, a nuestro masterchef particular.
En estos días iré subiendo las recetas, para darle algo de vida al blog y por si os animáis a hacerlas vosotros también.

2 comentarios:

  1. Creo recordar que algo hicimos que tu padre no se quejó. No recuerdo si fue un bizcocho, pero sé que algo hicimos... ¿Qué será, será?

    ResponderEliminar
  2. Bonitas palabras Dog!! Ahí que seguir cocinando!!

    ResponderEliminar