miércoles, 1 de agosto de 2012

Llamar o no llamar, esa es la cuestión

Si alguna vez os habéis enfrentado al mundo laboral, hay una duda que siempre nos surge a todos: ¿Hay que llamar pasados unos días de la entrevista, o debo permanecer a la espera mordiéndome las uñas?

Y es que esto de los trabajos tiene su proceso.

Lo primero es echar el curriculum allí donde quieras trabajar. Vas en persona, o lo mandas por email (espero que nadie lo mande por carta en pleno siglo XXI) con tus buenos pensamiento, tu karma en paz, y tu positividad empujándonte. Pero ahí surge el primer miedo: "ahora llega el cabrón de turno, y tira mi curriculum a la primera trituradora que vea..." NO AMIGOS, ESO NO OCURRE NUNCA CASI NUNCA.

Entonces, pasa un tiempo (largo, o al menos a ti te lo parece), y te llaman para hacer una entrevista. Te preparas, imprimes otro curriculum, te pones tu camisa de la suerte y te pintas la mejor de las sonrisas. Haces tu entrevista con tus miedos, tus inseguridades, y un tapón de corcho enorme para que no salgan a la luz. Entonces el entrevistador dice las palabras mágicas: "Muy bien, ya te llamaremos".

Ehm... ¿Hola? ¿Ya te llamaremos? ODIO ESAS PALABRAS. ¿Cuando me llamaran? ¿Ahora? en 10 minutos? en 10 días? en 10 eones?
El hecho, queridos lectores, es que ellos tienen la sartén por el mango. Si te dicen "ya te llamaremos", es que sólo te llamarán si acabas siendo el elegido. Y de hecho, muchos profesionales de recursos humanos ven de mala educación que les llames tu para preguntar por el puesto de trabajo. Hay que tener en cuenta que no entrevistan a una persona. Normalmente hay varios candidatos, y a día de hoy, son muchos candidatos. Si cada uno llama cada semana para preguntar por el puesto, los de RRHH pueden acabar colapsados.

Ahora bien, el otro grupo de RRHH piensa que llamar una semana después de la entrevista demuestra que estás interesado por el puesto de trabajo. Es más, hay gente (locos) que piensan que si pasa una semana y no llamas, se olvidan de ti. PERDONA? RESULTA QUE ESTABAN CONVENCIDOS DE CONTRATARME, Y POR NO HABER LLAMADO SE HAN OLVIDADO DE ESE CONVENCIMIENTO? I CANT BELIEVE IT. Incluso los hay un poco más tremendistas: COMO NO COJA LA LLAMADA ANTES DEL TERCER TONO, VOY A PERDER LA OPORTUNIDAD PORQUE AUTOMÁTICAMENTE VAN A PASAR AL SIGUIENTE CANDIDATO. Lo siento, pero no me lo creo. Si se ha hecho un periodo de selección que ha durado al menos 3 semanas, no creo que por perder una llamada y devolverla a los 30 minutos haya pasado tu tren.

En cualquier caso, amigos, sé que son momentos de tensión, y que desde luego, no existe la receta adecuada. Cada trabajo, cada entrevista, y cada persona es un mundo... así que os dejo con la duda, no tengo la solución. LLAMAR O NO LLAMAR... ESA ES LA CUESTIÓN.



3 comentarios:

  1. Hagas lo que hagas...si están interesados en tí, te cogerán....si no lo están...no te cogerán...

    Asi de simple...asi que haz lo que quieras y con lo que te quedes agusto

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo sé...pero el tiempo de espera es una especie de cuenta atrás, de la que no sabes donde está el final.

      Eliminar
  2. Llamar seguro, y a la semana. A no ser que te especifiquen que no llames, a mi en dos entrevistas la de recursos humanos me repitió como 500 veces no llames te llamamos nosotros con lo que sea, entonces si pero para el resto llama, si te llevas mala contestación pues mala suerte pero si es verdad lo que dices de que pueden pensar que ya no te interesa o algo (vaya tonteria). Y una cosa que me cabrea es que te dicen "si sigues en el proceso te llamamos, si no antes de tal día te mandamos un correo" y NUNCA mandan el correo!!!! que le costará a la de RRHH mandar un email genérico digo yo??? luego vuelvo a llamar y me dicen ah no! pero si el porceso ya está cerrado GRRRRR. Pues eso que hay que llamar.

    ResponderEliminar