sábado, 2 de noviembre de 2013

Mi próximo objetivo (fotografía)

Ha sido necesario aclarar el título de la entrada, porque era un poco ambiguo.
Estoy hablando del próximo objetivo que quiero comprarme para la Nikon d5100 que tengo. Bueno en realidad no quiero comprármelo, se lo pediré, seguramente, a los reyes magos. Aunque la verdad es que este año ya he tenido un montón de buenos regalos: boda a la vista, acabar, por fin, la carrera, encontrar trabajo, encontrar otro trabajo... en fin que no me puedo quejar. Pero el caso es que como parece que estoy en racha, voy a ver si tengo suerte y me lo traen.

Estaba mirando algo de precio contenido, no soy profesional, y no pretendo serlo. Siempre gusta tener el mejor material, pero hay que ser realista con los posibles de cada uno.

El caso es que buscaba algo un poco todo terreno, suficiente tengo con tener que parametrizar la cámara en las fotos que hago, que con lo torpe que soy, ya tardo lo mio, como para encima andar cambiando de objetivo ... mi Chu me coge y me mata, por pesado.
Conozco las connotaciones negativas que van asociadas al hecho de usar un objetivo con un rango muy alto: aberraciones cromáticas y algunas distorsiones en segmentos. Pero también es cierto que la versatilidad que te da es muy positiva.

Mirando mirando, me he topado con este SIGMA:

Se trata de un objetivo de SIGMA, que ofrece una buena relación calidad precio. Tiene un buen rango de distancias focales. Se trata de la segunda versión del modelo con mismo nombre, han ajustado tamaño y peso, haciéndolo más compacto, y con un acabado muy positivo.
Los aspectos positivos que he leido son:
- Buena nitidez en los 2/3 de la imagen
- Buen acabado
- Buena ergonomía
- Nivel de viñeteo excelente en todo el rango focal
Como puntos negativos tenemos esas aberraciones cromáticas que antes he mencionado. Un contraste que deja algo que desear en los limites inferior y superior. Y algo de distorsión geométrica fruto de la física óptica que aparece en todos los zooms todo terreno.

La competencia se planta con un Tamron 18-270 mm f3.5-6.3 Di II VC PZD por unos -->380€

Aquí está la comparativa... la verdad es que hay mucha gente que prefiere el Tamron, también es más caro.



Con todo esto, creo que es una gran opción, además, seguramente vendería mi 18-55, por unos 50€, porque teniendo este que abarca 18-200 no lo necesitaría.




No hay comentarios:

Publicar un comentario