lunes, 17 de marzo de 2014

Regalos para el día del padre de última hora

Por que padre no hay más que uno, pero se os ha echado el tiempo encima... Les queremos un montón, pero no siempre tienen nuestra atención. Aquí os traigo algunos detalles para este día, que si bien es cierto que a mucha gente no le gusta porque dicen que se trata de un día muy comercial, es un buen día, como cualquier otro, para demostrarles que son importantes en nuestras vidas.

También es verdad que podríamos rescatar los regalos que pensamos en Navidad, seguro que los gustos no han cambiado de la noche a la mañana... pero vamos a coger más ideas.

Se me ocurre un pack gourmet de la chinata. Son productos realizados a partir, o con una importante representación de aceituna o alguno de sus derivados. Tienen aceites, sales, patés... muchas cosillas que se salen un poco de lo normal y que pueden sorprender a nuestros papás. Si no os llama nada la atención, podéis comprar una cesta de mimbre en el chino, y acudir a un Lidl, que tienen un despliegue de productos gourmet, con muy buena presencia, y algunos con muy buen sabor, por ejemplo el Micuit de Pato.
Seguimos pensando cositas y nos encontramos con el aparato Gain Trainer de Domyos del Decathlon. Se trata de un apartito pequeño, del tamaño de una alfombra de baño, que cuenta con unos elásticos que sirven para ejercitar nuestros músculos. Ya no hay excusa para no ir al gimnasio, lo tienes en casa... a mi padre no le gustaría este regalo, pero habrá personas que si les apetezca hacer este tipo de ejercicios con la comodidad de no salir de casa, 35€ tienen la culpa.

Que nuestro padre es el tan caricaturizado padre que adora la cerveza. Se me ocurre regalarle su perdición, en formato delicatesen. Id a una cervecería y buscad algún producto que sea especial. Yo de cervezas, como de tantas otras cosas, no entiendo, pero el simple hecho de molestarte en buscar algo que a él si le gusta, es un bonito detalle. Si no os apetece salir de casa os dejo esta web: estucerveza, que no se si es la mejor, o la más simple, pero envían a casa....

Se me ocurre también que le guste viajar, igual ya le toca renovar la maleta que tanto uso le da en esas escapadas con mamá.. una maleta de cabina de Paco Martínez es un regalo sencillo pero muy útil.


Si aún no hemos dado con el regalo perfecto, simplemente recordad que no hace falta que sea el perfecto. Así tenemos una excusa para volver a regalar: superarnos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario